Opciones para comprar vivienda que le compiten al crédito tradicional

Bancos no son los únicos que otorgan préstamos. Conozca otras alternativas y cómo acceder a ellas.

Aunque al cierre del año pasado, 13,9 millones de colombianos tenían un crédito vigente, solo 1,1 millones lo tenían para compra de vivienda, según el reporte de inclusión financiera del 2018, lo que lo convierte en el producto de menor penetración en este mercado.

La tendencia continuó este año y el número de viviendas financiadas durante los primeros tres meses se redujo en un 5,4 por ciento con respecto al mismo periodo del año pasado. Una de las causas, entre otras, es que las personas -por lo menos por ahora- no quieren adquirir deudas a largo plazo.

Otros, por su parte, señalan que los precios de la oferta son altos, e incluso, que los ajustes que atraviesa el mercado han obligado a las compañías a hacer una pausa en las nuevas obras, mientras logran vender las que quedan por negociar. Esto, en medio de las eventualidades, es sano para el negocio, ya que no hay riesgos de sobreoferta ni endeudamiento excesivo por parte de los potenciales compradores.

En este entorno, también es claro que de los 26.177 inmuebles financiados durante el primer trimestre del año, 23.137 fueron entregados -según el Dane- por la banca tradicional. Y, aunque esto sigue confirmando su liderazgo, también es cierto que hoy las personas tienen otras opciones para solicitar un préstamo de vivienda, bien sea en primera instancia, o como una alternativa ante una respuesta negativa del banco.

Fondos de empleados

Son empresas asociativas, sin ánimo de lucro, integradas por trabajadores dependientes quienes deben realizar aportes periódicos y ahorrar de forma permanente, en los montos que establezca la organización. Actualmente, prestan los servicios de ahorro y crédito.

Cooperativas

Estas asociaciones se caracterizan porque las personas que las conforman «se han unido para hacer frente a sus necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales comunes, por medio de una empresa de propiedad conjunta y democráticamente controlada».

Existen dos tipos de cooperativas en las que se puede obtener un préstamo para compra de vivienda: las de ahorro y crédito, que son 181 en Colombia y en las cuales sus asociados son los únicos que pueden acceder a los servicios y beneficios.
También pueden solicitarlos en las cooperativas financieras, de las cuales hay 5 en el país. En este caso, pueden acceder a los servicios sin ser socios.

Fondo Nacional del Ahorro

El Fondo Nacional del Ahorro (FNA) es una empresa industrial y comercial del Estado, que también tiene como objetivo impulsar la adquisición de vivienda tanto nueva como usada. Este año, a junio, ha desembolsado 8.804 créditos por un valor de 700.000 millones de pesos.

Desde la entidad cuentan que “el requisito principal para solicitarlos es estar afiliado a este fondo por cesantías o ahorro voluntario, bien sea empleado o independiente.También hay que cumplir con un puntaje mínimo para presentar la solicitud”.

Así, estás entidades se constituyen en opciones adicionales al crédito tradicional de los bancos, y, como sucede con cualquier tipo de oferta de servicios, está en manos de los usuarios evaluar cuáles se acomodan a sus necesidades.

       Fuente: https://www.eltiempo.com/economia/sectores/alternativas-para-comprar-vivienda-que-le-compiten-al-credito-tradicional-387414